Llevaba unos meses barruntando la idea de irme fuera a trabajar. Me da la sensación de que ya no estaba aprendiendo todo lo que podría, y que mis prioridades iban cambiando, decantándome más por tener más tiempo libre para hacer más lo que me gusta y disfrutar más de proyectos personales y contribuciones a proyectos de Software Libre y no depender del propio proyecto en el que trabajo.

Ha sido esta la mejor etapa profesional sin duda, no sólo porque he trabajado con buenas personas, sino también porque a nivel profesional hay una calidad altísima, una gran experiencia y un cuidado por los detalles y de todos y cada uno de los integrantes del equipo pude aprender algo o mucho en función del trato que pude tener con ellos.

Sin embargo siempre hay cosas que crees que pueden mejorar, tanto a nivel personal como a nivel de empresa, y eso es lo que busco saliendo fuera de España y buscando la posibilidad de encontrar un trabajo más creativo y en el que tenga la posibilidad de liberar el software. Hay empresas muy interesantes en nuestro país en las que me habría encantado trabajar ahora, pero se me antoja muy atractivo ver cómo se trabaja más allá de los Pirineos. :-)

Conference Compass es una pequeña empresa de éxito que me ha dado la confianza para cambiar de tercio y aprender nuevas cosas y ganar calidad de vida más allá de Madrid.

Madrid es una gran ciudad, llena de posibilidades, pero ahora quiero probar otra cosa.